fbpx

3 trucos psicológicos para vender más

¿Quieres saber cómo vender más utilizando unos sencillos trucos psicológicos?

En este post te cuento algunos trucos psicológicos para aumentar tus ventas. Utilizando estos tres sesgos cognitivos influirás en la toma de decisiones de tu potencial cliente. Aplícalo hoy mismo al copywriting de tu web o emails y descubre como tus potenciales clientes empiezan a comprarte.

 

No soy pesada. De verdad. Palabrita. Te lo prometo. Solo contenidos de copywriting que puedan ayudarte.

Y si algún día te cansas, me echas de tu mail. 😃

¿Que qué es un sesgo cognitivo?

Es un efecto psicológico que produce una determinada reacción en el cerebro. Y es que, a pesar de que creemos que nuestras decisiones de compra son racionales, no lo son.

Compramos de forma irracional, a través de las emociones, y luego lo justificamos con razones. Por eso, los sesgos cognitivos utilizados en el copywriting influirán en la decisión irracional de compra que un potencial cliente puede tomar.

Los sesgos cognitivos utilizados en el copywriting influirán en la decisión irracional de compra que un potencial cliente puede tomar. Clic para tuitear

Y es que el copywriting es una de las técnicas de marketing más potentes para conseguir convencer a tus potenciales clientes de que deben comprarte a ti, y no a tu competencia.

 

Veamos como combinar copywriting y sesgos cognitivos. Pero antes…

¿Por qué son importantes los sesgos cognitivos en el copywriting?

Los sesgos cognitivos, estos pequeños truquillos psicológicos, afectan los sentimientos y las sensaciones que un visitante de tu web puede tener. Y, por consiguiente, afectan a la posibilidad que tienes de convertir: vender un producto, conseguir un lead (los datos de tu cliente), o registrarse para una masterclass, un webinar…

Los sesgos cognitivos afectan a los sentimientos y las sensaciones que un visitante de tu web puede tener, y, en consecuencia, a tus posibilidades de conversión. #copywriting #sesgosCognitivos #RedacciónPersuasiva Clic para tuitear

También influyen en la probabilidad de que compartan o no tus contenidos. Y, oye, que yo no soy una excepción, ni tú tampoco. Estos sesgos también te afectan. Y si crees que no…Me lo acabas de confirmar. Existe un sesgo llamado «sesgo ciego», que hace que no creas que te afectan los prejuicios o los sesgos. True story.

Pero lo que quiero es que puedas conocer algunos de los sesgos cognitivos más importantes, y que puedas escribir tus textos pensando en ellos. Aprovechándote de algunos de los sesgos, y minimizando otros que quizás no favorecen la conversión.

¡Empecemos con el festival de copywriting y psicología aplicada a la persuasión!

Trucos psicológicos para tu copywriting: el primero gana.

Este sesgo cognitivo (conocido como efecto ancla) está basado en algo que puede parecer obvio: la primera oferta siempre tiene ventaja respecto a las siguientes posibilidades de compra.

Sé tú el primer negocio en todo: el primero en SEO (primera página en Google), el primero en tener un canal de Youtube, el primero en estar en redes sociales…

No solo esto, el sesgo cognitivo del ancla ayuda a rebatir objeciones de precio. Si tienes varios productos a la venta, e introduces primero el más caro, el comprador se quedará con la primera oferta, por lo que el resto de productos le parecerán baratos.

Te lo pongo en números: vendes un programa formativo de 497€, y otro de 179€. Si presentas el caro, y luego el más económico, probablemente estás rebatiendo la objeción de precio del producto de 179€. Si presentaras el producto de 179€ por sí solo, quizás parecería caro. 

Piensa: ¿te ha pasado alguna vez últimamente?

 

Dale a la innovación: ser innovador vende, también en copywriting.

Lo que te cuento ahora está basado en el sesgo cognitivo de la innovación. Si tu negocio y tu planteamiento es innovador, puede que te pegues una leche, y perdón por la expresión. Puede ser.

Pero también puedo asegurar al 100% que vas a conseguir estar en la mente de tus clientes. Y para muestra, ejemplos innovadores como la batamanta, unas gafas para perros y un cepillo de pelo que vendió 35.000 unidades en un día. Y es que la innovación también es algo que consigue vender más. No solo hay que innovar en el producto o servicio que ofreces (al final, la rueda ya está inventada), sino que hay que saber encontrar un tono de voz, una manera de comunicar que sea propia.

Si consigues determinar qué es lo que te hace distinto, y promoverlo como tu punto diferenciador, tu innovación, vas a sacarle muchísimo partido a este truquillo psicológico y conseguirás, de forma natural y sin vender humo, vender más.

 

Truco de copywriting y de sentido común: rebate las objeciones.

O lo que se conoce como el sesgo cognitivo del avestruz.

Es algo muy típico, sobre todo en las grandes empresas. Los inconvenientes o los puntos débiles de tu empresa no están ahí para enterrarlos bajo tierra. O bien los solucionas, o los transformas, o rebates la objeción.

Te pongo un ejemplo: imagina una empresa que no tiene sede física. Para alguien puede ser un inconveniente. Qué te parecería decir lo siguiente:

«Te atendemos dónde tú quieras. En el sofá de tu casa, en la piscina de tus vacaciones soñadas, o en el despacho. Porque creemos en una globalización consciente, no queremos que tengas que desplazarte en coche, perder tiempo haciendo colas…Una atención personalizada, online y disponible 24horas/7 días.«

Vamos, no escondas la cabeza bajo tierra como un avestruz. Si tu negocio tiene algún inconveniente, si tus clientes siempre tienen la misma objeción, avánzate. Desmonta los inconvenientes, rebate las objeciones, y a vender.

¡Ahora, a trabajar!

¿Conocías estos sesgos cognitivos?

Deja un comentario

Share This