fbpx

La visualización en el copywriting: ¿qué tiene que ver la meditación con la redacción persuasiva?

Si alguna vez has meditado, sabrás qué es la técnica de la visualización. Hoy quiero explicarte como puedes utilizar esta técnica de la meditación para escribir mejores textos con copywriting.

¿Alguna vez has sentido como si una web estuviera dedicada por completo a ti? ¿Has notado como las garras del copywriting apuntaban directas a tu corazón y como todas y cada una de las situaciones que se exponían en la página te encajaban?

Es la prueba de que el copywriting de la web estaba bien pensado. De que quién escribía sabía a quién se dirigía y de que se ha centrado en mostrar los beneficios y no las características.

Qué es la visualización y cómo puede ayudarte en el copywriting

La visualización es una técnica de meditación que pretende proyectar una imagen mental, concreta o abstracta, real o fantástica, para atraerla a la vida.

No soy pesada. De verdad. Palabrita. Te lo prometo. Solo contenidos de copywriting que puedan ayudarte.

Y si algún día te cansas, me echas de tu mail. 😃

Yo nunca me había planteado si creía en la ley de la atracción como tal (una teoría que asegura que lo que piensas y visualizas, lo atraes a tu vida), pero sí que soy partidaria de que con esfuerzo y mucho tesón se pueden conseguir tus objetivos –mi optimismo al habla-.

Por eso, cuando empecé a meditar con la app Headspace y me hablaron de la visualización como técnica pensé automáticamente en su relación con el copywriting –y luego volví a enfocarme en la meditación, lo prometo-.

A la hora de escribir textos persuasivos para vender, hacer que el cliente visualice tu producto o tu servicio es muy importante para conseguir la venta.

Imagina que no existieran las fotos en tu página web. ¿Quedaría claro qué y cómo es tu producto? ¿El cliente podría imaginarse en su mente qué obtendría con tu producto?

A la hora de escribir textos persuasivos para vender, hacer que el cliente visualice tu producto o tu servicio es muy importante para conseguir la venta. Clic para tuitear

La visualización…de los beneficios en el copywriting

Ya hemos hablado de la importancia de detallar beneficios y no características en el copywriting. De hecho, creo que no hay ni un solo post en mi blog en el que no hable de los dichosos beneficios.

Lo sé. A veces soy un poco pesada. Pero es importante que consigas que tu cliente visualice qué ventajas obtiene contratándote a ti.

Por ejemplo.

Con esta lavadora, podrás tumbarte en el sofá mientras TODA tu ropa se lava a la vez. La blanca en un tambor, la de color en otra. La delicada en un compartimento, la de batalla en otro. Ahorra tiempo y gana en tranquilidad. Adiós a las jornadas maratonianas de lavar ropa. Hola, tarde de sofá, manta y palomitas con tus hijos mientras la ropa se lava.

Si te has imaginado en el sofá, con las palomitas y tus hijos, pareja, perro o vecino, mientras toda la ropa se lava…Es que he conseguido mi objetivo.

copywriting y visualización

Y esto, repito –ya puedes lanzarme una piedra, por pesada– se consigue con los beneficios, no con las características. Si hubiera puesto las características, me habría limitado a un «nueva lavadora con dos tambores».

El copywriting y sus «1000 palabras valen más que una imagen»

Es cierto que a veces una imagen vale más que 1.000 palabras. Pero ya que me dedico al copywriting, voy a romper una lanza en favor de las palabras. En muchas ocasiones, pueden tener mucho más impacto que las imágenes.

Voy a demostrártelo.

¿Crees que existe alguna foto que pueda explicar lo que sentiste cuando tu negocio empezó a dar beneficios? O tu paisaje favorito: estoy convencida de que lo que sientes cuando estás allí no puede simplificarse en una foto. Pero quizás sí que podrías describirlo con palabras.

Y…¿alguna vez has encontrado una imagen que describa con detalle todo lo que te aporta tu comida preferida? Déjame intentarlo con palabras:

Crujiente por fuera. Tierno por dentro. El aroma del pan tradicional.

Puede que no sea el pan más glamuroso que hayas conocido, pero sí será el que acompañará las cenas de «cariño, ¿cómo te ha ido el día?», y los desayunos de sábado con crema de chocolate y tele sin pretensiones. Este pan, horneado como siempre, en un horno de leña, te durará una semana entera y seguirá oliendo a panadería cada vez que abras el cajón del pan.

¿Te has imaginado un pan de hogaza con la costra oscura y el interior tierno y con agujeros? Si es que sí, he conseguido mi objetivo. Te he demostrado que no siempre una imagen vale más que mil palabras. Y he conseguido que aplicaras una técnica de meditación al copywriting.

 

¿Vas a usarla en los textos para tu web? Cuéntame qué te ha parecido este pequeño truco en los comentarios. ¡Estaré contentísima de leerte!

Deja un comentario

Share This